Urología Peruana.
Valoramos vuestras opiniones y comentarios
1. Nombre: *
2. Email: *
3. Mensaje *
 

Experiencia

Etica y profesionalismo en manos de dos generaciones de urólogos

Seguridad

Expertos en diagnóstico y tratamiento. Basados en estándares internacionales.

Eficacia

Solucionamos vuestro problema de salud en corto tiempo. Pacientes satisfechos nos caracterizan. Nuestro trabajo se basa en un control estricto y seguimiento permanente.

Staff médico

Formación del más alto nivel. Especialistas con certificación internacional. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Brasil. España. México. USA.

Una familia de urólogos

Especialistas con certificación internacional...!


Dr. Susaníbar. : 332-4009

Av. Brasil 935 - B. Jesús María
Av. Nazarenas 695. Of. 202- Surco (previa cita estricta)

www.urologialima.com


BONTA para el tratamiento de la próstata

La toxina botulínica, conocida en nuestro medio como Botox, la hemos utilizado con gran eficacia y seguridad en el tratamiento de enfermedades vesicales como la cistitis intersticial, vejiga hiperactiva y dolor pélvico crónico.
Actualmente hemos desarrollado la técnica para el tratamiento de la enfermedad prostática.
Sepa usted más al respecto.
Botox intraprostático para la retención urinaria
El agrandamiento prostático conocido frecuentemente como hiperplasia prostatica benigna (HBP) se inicia a partir de los 40 años.
Los síntomas experimentados por los pacientes son diversos y entre ellos se encuentran el ardor miccional, el goteamiento, la necesidad imperiosa de ir al baño, el esfuerzo para orinar, la necesidad de levantarse (conocida como nicturia) y sobre todo la retención urinaria aguda y crónica; que muchas veces conminan al paciente al uso de sonda o catéter foley.
El diagnóstico de HBP es eminentemente clínico, si bien son necesarios en algunas ocasiones exámenes como la ecografía, el antígeno prostático específico, la uroflujometría y la cistoscopia.
Una vez realizado el diagnóstico definitivo, el tratamiento depende de varios factores como el volumen prostático, grado de retención urinaria, edad y riesgos propios de la persona.
El tratamiento medicamentoso y quirúrgico se selecciona en base a los parámetros antes mencionados, y generalmente es efectivo y seguro.
Lamentablemente, en algunos casos el tratamiento no cumple las expectativas del paciente, o por el contrario su efecto es nulo. No es infrecuente que acudan a nosotros pacientes que ya han sido medicados por diferentes especialistas, sin resultado positivo.
Es por eso que basados en la experiencia internacional, y luego de haber concurrido a centros especializados, recomendamos la inyección de BONTA como una alternativa en el tratamiento de la enfermedad prostática.

¿En qué consiste la inyeción BONTA prostático?
Consiste en inyectar en el parénquima prostático (en el medio de la próstata) sustancias que produzcan alivio de los síntomas, buscando siempre ser curativas.

¿En que se fundamenta esta técnica?
Los estudios al respecto de esta técnica tienen algunos mas de 30 años, por lo que la técnica en sí no es novedosa, lo que sí son novedosos son las sustancias y los materiales empleados. La experiencia a nivel mundial garantiza su eficacia y seguridad, siendo la toxina considerada como recomendación tipo A para el tratamiento de la vejiga hiperactiva y la cistitis intesrsticial por la mayoría de asociaciones urológicas internacionales (American Urological Association, Sociedade Brasileira de Urologia, Societe Internationale d'urologie, International Urogynecological Association y Confederación Americana de Urología), a las cuales pertenecemos.
Actualmente utilizamos el BONTA para enfermedades vesicales (ver dibujo) y prostáticas con altas tasas de éxito.


¿A quienes beneficia esta técnica?
A todo paciente con diagnóstico de Hiperplasia Próstática que no desee o no pueda ser operado.

¿Cómo se realiza el procedimiento?
Para infiltrar el medicamento utilizamos la vídeo uretrocistoscopia. Este procedimiento permite acceder a la próstata a través de la uretra, visualizándola en tiempo real y permitiendo de esta manera la inyección en el tejido prostático.

¿A quienes se recomienda el procedimiento?
Nosotros recomendamos el procedimiento a todo paciente con diagnóstico HBP que haya agotado las otras posibilidades.
También lo recomendamos en pacientes con dolor pélvico crónico y en algunos casos de cistitis.

¿A quienes no se recomienda este procedimiento?
No se recomeinda en el caso de hipersensibilidad a la toxina, presencia de tumores vesicales, o cáncer prostático, infección urinaria activa, fibrosis vesical y a personas que se hayan inyectado la toxina en los últimos tres meses.

¿Cuales son las ventajas del uso del BONTA?
  • Permite la reducción de tejido prostático
  • Es una alternativa terapéutica segura y eficaz
  • El tratamiento ambulatorio
  • Retorno inmediato a sus labores cotidianas
  • No requiere anestesia
  • No existe sangrado
Somos los Unicos en el Perú en realizar esta novedosa técnica para el tratamiento de la enfermedad prostática...!
¿Quiere saber más ?
.
¿Quiere saber más ?

Inyección intraprostática de antibióticos

La próstata es afectada por una gran variedad de enfermedades entre las que se encuentran las infecciones, el cáncer, el agrandamiento, la isquemia, los cálculos, etc.
La prostatitis es una enfermedad infecciosa de la glándula prostática, generalmente asociada a infección bacteriana.
La prostatitis crónica es la forma mas frecuente de enfermedad prostática en el joven, y su tratamiento supone gran experiencia y manejo multidisciplinario.
Usualmente esta enfermedad se trata mediante una combinación de medicinas por vía oral como son, antibióticos, analgésicos, antinflamatorios y alfabloqueadores; sin dejar de lado calmantes, antipsicóticos, etc.
Una alternativa valiosa es la inyección intraprostática con el fin de administrar directamente el medicamento en el tejido prostático.
Sepa Usted más al respecto de este novedoso tratamiento, el cual ponemos a vuestra disposición.

La prostatitis es motivo frecuente de consulta entre nuestros pacientes jóvenes.

Inyección intraprostática de antibióticos
La sintomatología de los pacientes con prostatitis crónica es diversa y en muchas ocasiones se pueden confundir con síntomas de infección urinaria, agrandamiento prostático e incluso con litiasis vesical.
Uno de los síntomas mas molestos es el dolor perineal, dolor descrito por muchos pacientes como un calambre o pesadez entre los testiculos y el ano, zona conocida como periné; en otras ocasiones lo describen como un calor localizado. Este tipo de dolor es tan  intenso en algunas ocasiones que imposibilita estar sentado.
Adicionalmente podemos encontrar aumento de la frecuencia urinaria, necesidad imperiosa de miccionar, goteamiento terminal y hescitación.
El diagnóstico de prostatitis crónica bacteriana si bien es inicialmente clínico, depende también de minuciosas evaluaciones y el apoyo de exámenes auxiliares.Una vez realizado el diagnóstico definitivo, el tratamiento regular consiste en polifarmacoterapia, que consiste en la utilización de antibióticos por vía oral, analgésicos, antinflamatorios y antiprostáticos. Debemos hacer la salvedad que el tratamiento es largo, así como la solución de la enfermedad.
Lamentablemente, en algunos casos el tratamiento no cumple las expectativas del paciente, o por el contrario su efecto es nulo. No es infrecuente que acudan a nosotros pacientes que ya han sido medicados por diferentes especialistas, sin resultado positivo.
Es por eso que basados en la experiencia clínica internacional, y luego de haber concurrido a centros especializados internacionales, recomendamos la inyección intraprostática como una alternativa en el tratamiento de la prostatitis crónica.

¿En qué consiste la inyeción intraprostática?
Consiste en inyectar en el parénquima prostático (en el medio de la próstata) sustancias que produzcan alivio de los síntomas, buscando siempre ser curativas. Para este efecto se utilizan tres técnicas: la inyección perineal, la inyección transrectal y la inyección intrauretral.
¿Cual es la mejor manera de realizar este tratamiento?
Luego de varias series y basados en nuestra experiencia, llegamos a la conclusión que la mejor manera de realizar esta inyección en nuestro medio es a través de la vía intrauretral. La inyección perineal es la mas dolorosa de las técnicas, siendo la inyección transrectal la que mayores complicaciones ha mostrado en los diversos estudios.

¿Que medicamentos se inyectan?
Similar al tratamiento regular, utilizamos una combinación de fármacos, básicamente antibióticos y antinflamatorios

¿En que se fundamenta esta técnica?
Los estudios al respecto de esta técnica tienen algunos mas de 30 años, por lo que la técnica en sí no es novedosa, lo que sí son novedosos son las sustancias y los materiales empleados.
Un paciente al ser diagnosticado de prostatitis crónica bacteriana debe recibir tratamiento medicamentoso. La ventaja de la terapia con inyección es que infiltramos el medicamento directamente sobre el tejido prostático, mejorando su concentración.

¿Cómo se realiza el procedimiento?
Para infiltrar los medicamentos utilizamos la vídeo uretrocistoscopia. Este procedimiento permite acceder a la próstata a través de la uretra, visualizándola en tiempo real y permitiendo de esta manera la inyección en el lugar deseado.

¿Por que no es efectivo el tratamiento medicamentoso?
La falla terapéutica en la prostatitis crónica se debe probablemente a una combinación de factores que tienen que ver con la respuesta inflamatoria local, entre estos factores podemos señalar:
  • Anatomia de la próstata
  • Causas anatomicas intraglandulares (Distribución y trayecto de los conductos glandulares)
  • Presencia de nódulos inflamatorios
  • Cálculos y cuerpos amiláceos
  • Quistes intraglandulares
  • Dificultad de alcanzar altos niveles de antibacterianos uniformemente en todos los niveles de la próstata.
  • Cambios del ph del fluido prostático asociado con la infección que limitan la difusión del antibiótico dentro de la glándula.
  • Presencia de Biofilm protectores de bacterias
  • Aspectos Psicoemocionales
  • Aspectos sexuales
  • Aspectos sociales
  • Uso de medicamentos sin la dosificación adecuada
  • Uso de medicamentos sin la concentración adecuada (lamentablemente conocidos como genéricos).
¿A quienes se recomienda el procedimiento?
Nosotros recomendamos el procedimiento a todo paciente con diagnóstico de prostatitis crónica bacteriana que haya agotado las otras posibilidades.
También lo recomendamos en pacientes con dolor prostático crónico (prostatodínea).
También hemos desarrollado una novedosa técnica utilizando toxina botulínica.
.
¿Quiere saber más ?

El uso de mallas en la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es definida como la pérdida parcial o total de orina de manera involuntaria, la cual puede suceder durante el día, la noche o las 24 horas.
Este síntoma se presenta en mas del 50% de mujeres en alguna etapa de su vida.
Esta pérdida de orina frecuentemente se asocia a infecciones urinarias, a gestaciones múltiples y obesidad. Llega a ser tan molesta que puede ocasionar problemas psicológicos, sexuales y sociales, limitando a la persona que la padece.
Una de cada cuatro mujeres refiere haber experimentado si quiera una vez en la vida este síntoma. Siendo un 10% de ellas las que padecen la enfermedad de forma moderada y severa, necesitando tratamiento médico o quirúrgico.
La pérdida de orina produce además del malestar y el mal olor, limitación social en la persona que la padece. Es común encontrar pacientes que evitan el roce social por el sentimiento de vergüenza que experimentan, afectando en algunas ocasiones la esfera sexual. A pesar de esto menos de la mitad de mujeres con este problema acuden al médico especialista, el Urólogo, para resolver su problema.
La evaluación correcta supone gran experiencia por parte del urólogo, además de la realización de exámenes como la cistoscopia y la urodinamia.
La incontiencia urinaria de esfuerzo (IUE) es una condición en la cual la paciente pierde orina cuando realiza esfuerzos como la tos, levantar peso o inclusive reirse. La IUE puede ser catalogada en 5 tipos, mediante el examen de urodinamia.
La cirugía para corregir la IUE en las mujeres es en general muy exitosa, pero es importante la elección del procedimiento adecuado. Muchas pacientes también presentan otras enfermedades como prolapso vesical, rectocele o prolapso uterino que deben tratarse al mismo tiempo.
Actualmente nosotros recomendamos la colocación de Mallas TOT para el tratamiento de la IUE.

El uso del Sling Suburetral en la incontinencia urinaria
Actualmente la mejor forma de tratar la incontinencia urinaria por esfuerzo es la colocación de mallas o slings suburetrales libres de tensión.
La vejiga y la uretra con el tiempo pueden sufrir alteraciones anatómicas producidas muchas veces por el debilitamiento de los músculos pélvicos, causada a su vez por el embarazo, o por la misma constitución anatómica del indivíduo.
Para devolver la sustentación necesaria, es que se utilizan mallas, conocidas también como slings o cabetrillos, los cuales se colocan por debajo de la uretra.
Los cabestrillos suburetrales están hechos de una malla sintética, y se colocan como una hamaca debajo de la uretra, elevando de esta manera la uretra, para así evitar las fugas que se producen con las actividades de la vida diaria.
El procedimiento cabestrillo suburetral, se considera mínimamente invasivo debido a que requiere incisiones pequeñas, tiene un tiempo de recuperación rápido y una tasa de éxito excelente.
Este procedimiento también se utiliza en los hombres que sufren de incontinencia después de la cirugía de próstata.

¿Por qué se produce la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE)?
La continencia de orina se debe al correcto funcionamiento de la vía urinaria. Al llenarse la vejiga, aumenta la presión en el interior de la misma. Para evitar que la orina se escape, la uretra aumenta su presión de cierre (o resistencia), apoyada de unos músculos denominados suelo pélvico. Normalmente cuando tosemos o nos reímos, no se produce salida de orina.
La IUE se produce cuando la presión ejercida por la vejiga durante un esfuerzo, vence la fuerza de la presión de la uretra.

¿En que consiste la cirugía de MALLAS o Sling Suburetrales?
La colocación de mallas se utiliza con el fin de aumentar la resistencia uretral para evitar que la presión intravesical supere a la intrauretral durante la actividad física, y de este modo produzca el molesto síntoma.
La cirugía de mallas es en general muy exitosa, pero es importante la elección del procedimiento adecuado. Muchas pacientes también presentan otras enfermedades como prolapso vesical, rectocele o prolapso uterino que deben tratarse al mismo tiempo.
Existen diversos tipos de mallas como la TOT, TVT y Nazca.
Actualmente la más utilizada es la tipo TOT o Malla Transobturatriz, para lo cual utilizamos equipamiento de vanguardia.
¿A quienes se les recomienda el tratamiento TOT?
Prácticamente toda paciente con IUE puede ser sometida a tratamiento con mallas TOT, sin embargo existen variantes de esta técnica como el TVT, Nazca, etc; las cuales dependen del grado de IUE y de enfermedades asociadas como prolapso vesical, rectal, intestinal o uterino.
Nosotros recomendamos su colocación en toda paciente diagnosticada de IUE Tipo I, II y III.

¿Qué ventajas ofrece la Malla TOT sobre los otros tipos de tratamiento?
  • Es el tratamiento más eficaz en incontinencia urinaria de esfuerzo.
  • Es un procedimiento sencillo y seguro.
  • No es necesaria la hospitalización de la paciente.
  • Permite una rápida recuperación.
  • Permite el retorno a sus actividades cotidianas prácticamente al instante.
¿Quiere saber más ?

Peyronie y pene curvo

Un motivo de consulta que preocupa mucho a los jóvenes que inician su vida sexual y a algunos hombres mayores, es acerca de la curvatura del pene. En algunos casos esta curvatura se exagera, pudiendo suceder esto desde la infancia (curvatura congénita) o adquirirse con el tiempo (en el caso de la enfermedad de La Peyronie).
Se recomienda la intervención quirúrgica en curvaturas superiores a 30 grados

El pene normalmente posee una curvatura de bajo grado que permite el acomodamiento del mismo en la vagina para la cópula y no supone incomodidad. Sin embargo esta curvatura suele ser más pronunciada, y algunas personas se tornan ansiosas al respecto de la misma y muchas veces la consideran anormal.
Siempre que existe la duda al respecto, es mejor visitar al especialista en Urología.
La curvatura, de ser muy pronunciada, puede ser incomoda a la vista, tanto para el varón como para su pareja, pero no debe suponer ningún tipo de alteración o dificultad para el relacionamiento sexual.

El pene con curvatura desde el nacimiento se le denomina, curvatura congénita.
Cuando la curvatura ha sucedido a lo largo de los años se le denomina curvatura adquirida, estos pacientes generalmente tienen lo que se denomina Enfermedad de la Peyronie.
Si esta curvatura impide la penetración o, la torna dolorosa (tanto para el varón o la mujer), entonces estamos presentando un grave problema que debemos resolver.

Hasta la fecha no existe ningún medicamento, llámense pastillas, cremas, inyecciones, y  ni ninguna substancia artesanal ni dispositivo externo; que hayan logrado mejorar la curvatura del pene.

Corporoplastía: la cirugía para la corrección de la curvatura peniana
La mejor manera de corregir una curvatura anómala es mediante cirugía.La cirugía consiste en el enderezamiento del pene, por decirlo de una manera sencilla.Para este fin existen diferentes maneras de realizar el procedimiento, las cuales son elegidas por el cirujano y el paciente.
Ténicas quirurgicas de avanzada
Existen dos tipos de cirugías:
Plictura
Son un conjunto de técnicas en las cuales se puede retirar la placa o realizarse suturas sobre los cuerpos cavernosos
Colocación de Parches
En ella, luego de retirar el tejido dañado, este es reemplazado por un nuevo tejido, pudiendo ser sintético o del propio paciente.
La cirugía puede ser realizada bajo anestesia local, aunque en muchos casos, se recomienda algún tipo de sedación para mayor confort del paciente. La cirugía tiene una duración promedio de 45 minutos, luego de la cual el paciente puede retornar a casa.
Los resultados estéticos son inmediatos. El retorno a la actividad sexual es entre 4 a 6 semanas.
¿Quiere saber más ?

El uso del Botox en la Cistitis

La cistitis o inflamación vesical es un motivo de consulta frecuente en nuestro centro de investigación.
Generalmente es tratada con medicamentos, siendo en algunos casos el tratamiento fallido.
La inyección de toxina botulínica es un moderno procedimiento en el cual se inyecta dicha toxina (BONTA) en diferentes partes de la vía urinaria con el fín de tratar algunos tipos de incontinencia urinaria y otras alteraciones del tracto urinario inferior como: incontinencia urinaria, dolor vesical crónico, vejiga hiperactiva, disinergia vésico esficnteriana y síndrome de miccion no coordinada.
Sepa Usted más al respecto.

El uso del Botox en las enfermedades vesicales
La sintomatología de los pacientes con cistitis es diversa. Uno de los síntomas mas molestos es el dolor, descrito por muchas pacientes como un calambre, calor, cólico o pesadez localizado en la pelvis o el abdomen inferior.
Este tipo de dolor es tan  intenso que muchas veces imposibilita el quehacer diario llegando a desesperar al paciente.
Adicionalmente podemos encontrar síntomas asociados como el aumento de la frecuencia urinaria, necesidad imperiosa de miccionar, nocturia, goteamiento terminal y hescitación.
El diagnóstico de cistitis es inicialmente clínico, depende también de minuciosas evaluaciones y el apoyo de exámenes auxiliares como la cistoscopia, la uroflujometría y la urodinamia.
Una vez realizado el diagnóstico definitivo, el tratamiento regular depende del tipo de cistitis que enfrentamos, y consiste en polifarmacoterapia, mediante la utilización de antibióticos por vía oral como analgésicos, antinflamatorios, anticolinérgicos, alfa bloqueadores y antibióticos; siendo necesario en algunos casos la realización de electrofulguración trigonal. Debemos hacer la salvedad que el tratamiento puede ser largo, así como la solución de la enfermedad.
Lamentablemente, en algunos casos el tratamiento no cumple las expectativas del paciente, o por el contrario su efecto es nulo. No es infrecuente que acudan a nosotros pacientes que ya han sido medicados por diferentes especialistas, sin resultado positivo.
Es por eso que basados en la experiencia clínica internacional, y luego de haber concurrido a centros especializados, recomendamos la inyección de BONTA como una alternativa en el tratamiento de la cistitis.
¿En qué consiste la inyeción BONTA vesical?
Consiste en inyectar en la pared vesical la Toxina Botulínica con el fin deproducir alivio de los síntomas, buscando siempre ser curativas. Para este efecto se utilizan la vídeo citoscopia, la cual en tiempo real nos facilita la inyección de la toxina en la pared vesical.

¿En que se fundamenta esta técnica?
Los estudios al respecto de esta técnica tienen algunos mas de 30 años, por lo que la técnica en sí no es novedosa, lo que sí son novedosos son las sustancias y los materiales empleados. La experiencia a nivel mundial garantiza su eficacia y seguridad, siendo la toxina considerada como recomendación tipo A para el tratamiento de la vejiga hiperactiva y la cistitis intesrsticial por la mayoría de asociaciones urológicas internacionales (American Urological Association, Sociedade Brasileira de Urologia, Societe Internationale d'urologie, International Urogynecological Association y Confederación Americana de Urología), a las cuales pertenecemos.

¿A quienes beneficia esta técnica?
Todos los pacientes diagnosticados de vejiga hiperactiva, cistitis intersticial, incontinencia urinaria de esfuerzo, disinergia del detrusor y síndrome de micción no coordinada, y que no responden a terapia regular; se benefician con esta técnica.

¿Cómo se realiza el procedimiento?
Para infiltrar los medicamentos utilizamos la vídeo uretrocistoscopia. Este procedimiento permite acceder a la vejiga a través de la uretra, visualizándola en tiempo real y permitiendo de esta manera la inyección en el lugar deseado.

¿A quienes se recomienda el procedimiento?
Nosotros recomendamos el procedimiento a todo paciente con diagnóstico ciastitis que haya agotado las otras posibilidades.
También lo recomendamos en pacientes con dolor pélvico crónico y en algunos casos de agrandamiento prostático.

¿A quienes no se recomienda este procedimiento?
No se recomeinda en el caso de gestación, lactancia, hipersensibilidad a la toxina, presencia de tumores vesicales, infección urinaria activa, fibrosis vesical y a personas que se hayan inyectado la toxina en los últimos tres meses.

Les dejo un vídeo instructivo
 
.
¿Quiere saber más ?

Cirugía de reversión de vasectomía

La vasectomía es un procedimiento sencillo utilizado por muchos varones como método anticonceptivo. Mediante esta cirugía se seccionan los conductos encargados de llevar los espermatozoides al exterior, llamados conductos deferentes.
Existen varones que luego de realizar la cirugía de vasectomía, desean revertir esta cirugía, con el deseo de ser padres nuevamente. La cirugía de reversión de vasectomía es conocida médicamente como vasovasostomía.
Vasovasostomía
Consiste en volver a unir los segmentos proximal y distal de ambos conductos deferentes.
para este fin recurrimos al uso de la micrscopia, debido al pequeño tamaño de ambos conductos.
La cirugía tiee una duración promedio de 90 minutos, luego de la cual el paciente retorna a casa inmediatamente.

¿Quiere saber más ?

Prostatitis. Conceptos.

La prostatitis es sinónimo de inflamación prostática.
Existen diferentes tipos de prostatitis y los síntomas que presentan los pacientes son de los mas variados.
Este tema es muy amplio y muchas veces de difícil comprensión.
Los pacientes generalmente visitan varios urólogos por esta enfermedad, saliendo muchas veces de la consulta con pocas esperanzas de aliviar su problema.
En algunos casos la enfermedad llega a ser tan intensa que los pacientes tienen un dolor perineal (cerca al ano) constante, incuso no pudiendo sentarse.
Esto se transforma en un ¨dolor de cabeza¨ para el varón. Y similar a la migraña, es muchas veces de difícil diagnóstico y tratamiento.
Aquí trataremos el tema. Esperamos sus opiniones y preguntas.

LA(s) PROSTATITIS
Hemos aprendido más acerca de la prostatitis y síndromes relacionados en la última década que en los últimos 100 años.
Una nueva definición y actualización de sistema de clasificación de los diferentes síndromes de prostatitis se dio en una reunión de consenso celebrada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Washington en 1995.
Esta clasificación impulsó gran cantidad de estudios clínicos publicados durante los años siguientes.
La mayoría de los estudios de la década de 1960 a la década de 1990 se centraron en la prostatitis bacteriana(que no es tan frecuente) y no en la  más común que es la prostatitis NO BACTERIANA (ó abacteriana) o la prostatodinia.
No fue sino hasta la aceptación del Indice de Síntomas de prostatitis crónica del instituto nacional de salud (NIH-CPSI) que se obtuvieron mejores alcances de esta enfermedad.
La prostatitis es una enfermedad conocida desde hace mucho tiempo, pero la comunidad urológica se ha dado cuenta de la importancia de esta entidad en la práctica clínica sólo en la última década.
Aquí algunas observaciones:
  • El 4% a 6% de los hombres, tienen o han tenido prostatitis.
  • Del 2% al 9% de los hombres han tenido sintomatología prostatica alguna vez en su vida.
  • En los hombres con hiperplasia benigna de próstata, esta estimación puede llegar tan alto como 20%.
  • Las visitas a urólogos por síntomas prostáticos en el mundo: 3% en Canadá, 8% en los Estados Unidos, y hasta el 12% en Italia.
  • Muchos jóvenes sexualmente activos experimentan síntomas de prostatitis.
  • La mayoría de los pacientes con prostatitis se encuentran entre los 30 y 60 años, el impacto social y económico que produce, afecta no sólo a los pacientes y sus familias, sino a la sociedad en general.
  • Los pacientes diagnosticados con prostatitis crónica abacteriana (la forma más común de prostatitis) tienen mala calidad de vida, rivalizando incluso con pacientes portadores de otras enfermedades crónicas como la diabetes, la angina inestable, y la enfermedad de Crohn.


TIPOS DE PROSTATITIS
Hablar de prostatitis es hablar en plural, pues existen diferentes tipos, los cuales relatamos a continuación.

La clasificación utilizada durante muchos años divide las prostatitis en en cuatro categorías:
Prostatitis bacteriana aguda,
Prostatitis bacteriana crónica,
Prostatitis no bacteriana (ó abacteriana),
Prostatodinia.

La clasificación moderna de la prostatitis las divide en
Prostatitis Tipo I o prostatitis bacteriana aguda, que supone una inflamación aguda de la glándula prostática.

Prostatitis Tipo II o prostatitis bacteriana crónica, la que se define como una infección crónica de la glándula prostática. Esta se caracteriza por infecciones recurrentes del tracto urinario (ITU, por lo general cistitis y brotes agudos o subagudos de síntomas prostáticos). Las infecciones recurrentes se deben al mismo micro organismo (la misma bacteria) que ocasionó la infección inicial; esto debido a la existencia de un nido de bacterias en la glándula prostática.

Prostatitis Tipo III o prostatitis crónica ó síndrome de
dolor pélvico crónico del varón. Los pacientes presentan dolor genitourinario ò pélvico constante (crónico), con una duración mayor a 3 meses, que no se asocia con una infección bacteriana cultivadas probada (los cultivos de orina son negativos). Dependiendo del resultado del examen de orina post-masaje prostático (Prueba de stamey), este tipo se subdivide en la categoría Tipo IIIa o inflamatorio y Tipo IIIb o no inflamatorio.

Prostatitis Tipo IV o prostatitis asintomática inflamatoria, se da en aquellos pacientes que no teniendo síntomas, presenta exámenes alterados que indican inflamación prostática (examen de orina o biopsia prostática).


CAUSAS DE LA PROSTATITIS


Causas de la prostatitis tipo I
Se asocia con una infección generalizada de la glándula prostática (por lo general de toda la glándula, pero puede afectar tan sólo un lóbulo -la próstata tiene dos lóbulos laterales y uno central-).

Esta infección se da generalmente por bacterias gram-negativos (enterobacterias) y algunos Gram-positivos (por ejemplo, enterococos). La infección en la próstata está casi siempre asociada a una infección bacteriana del tracto urinario inferior (por ejemplo, cistitis) y urosepsis.

En la santa Casa de Miesricordia de Rio de Janeiro donde me formé, a todo paciente varón con infección urinaria, se le consideraba como una prostatitis Tipo I para efectos de tratamiento.

Causas de la prostatitis Tipo II
Esta condición está asociada con la persistencia de un nido de bacterias (los mismos tipos de bacterias como se señala en la categoría I) que se supone se encuentran en la periferia prostática (parte distal de los acinos y conductos prostáticos).
Los síntomas pueden presentarse de manera persistente o intermitente, esta última con períodos de alivio y episodios de enfermedad.

Las bacterias entran en un proceso de ´´Hibernación´´ en los episodios de alivio, pero se ¨Reactivan¨ en los episodios de enfermedad.

Causas de la Prostatitis Tipo III
La etiología (causa) de esta enfermedad es compleja, de difícil explicación.
Los factores causales de este tipo de prostatitis podrían ser cualquiera de una serie de cosas: la infección en el tracto urinario inferior (incluyendo la glándula prostática), disfunción miccional, con la consiguiente disinergia del piso pélvico (mal funcionamiento de los músculos), el reflujo de orina estéril en la próstata y los conductos secundarios a acinos una variante anatómica, o algo tan simple como repetitivo traumatismo perineal o pélvico (como asiento de una bicicleta o montar a caballo).
El resultado final del proceso patogénico en los pacientes crónicos que parece ser un estado de dolor neuropático central y periférico, con implicancia neuronal y neuromuscular.

Una vez desencadenado el estímulo, el proceso o bien estimula la inflamación o bien provoca daños neuromusculares.

La inflamación puede promover daño neurológico, mientras que las lesiones nerviosas pueden promover la inflamación mediante mediadores neurogénicos.

Si la causa que inicia este proceso no se identifica y no se aborda con rapidez, se produce la sensibilización periférica con posible regulación central y distal de los receptores de los mecanismos, a la larga resulta en un estado neuropático, se genera un círculo vicioso que aumenta el malestar indefinidamente.

Los síntomas secundarios que ala vez son agravantes e estos pacientes la ansiedad, el estrés y la depresión.

Causas de Prostatitis IV
Se desconocen las causas de la prostatitis asintomática. Algunos autores señalan los virus como agentes causales. También se le asocia a prostatitis crónica. Los estudios al respecto aún están en desarrollo

Tomado de Urología Peruana. 

Dr. Luis Fernando Susaníbar Napurí
Urología y Medicina Sexual
Madrid Urología
Fijo: 910 32 73 74  











Madrid Urología                                                                                             
Urología y Medicina Sexual
Escribanos y le pondremos en contacto con un especialista. 


Atendemos todas las sociedades médicas

Pene perlado: Glándulas de Tyson

Muchos varones presentan en el borde del glande (corona del pene) unas pápulas, las cuales confunden a veces con tumoraciones.
Estas tumoraciones corresponden a las glándulas de Tyson, de las cuales hablaremos a continuación.

Fué Edward Tyson, quien las describe por primera vez estas glándulas en el humano, y posteriormente William Cowper en 1694, le da el nombre de Glándulas de Tyson en honor a su descubridor.

¿Que son las glándulas de Tyson?
Son glándulas sebáceas modificadas, ubicadas alrededor de la corona del pene y la superficie interna del prepucio del pene humano. Se encuentran en mayor cantidad en el surco balanoprepucial.
Aparecen como protuberancias situadas circularmente alrededor de la corona peniana o en el surco balanoprepucial del glande del pene , en una o varias filas pequeñas de color carne .
Se les conoce también como papiloma hirsutoide o pápulas perladas penianas.

¿Que función cumplen?
En el humano, actualmente no se le conoce ninguna función. Algunos autores sostienen que sus secreciones forman parte del esmegma.
Ya en los mamíferos, éstas glándulas exocrinas, producen feromonas, un olor para atraer a la pareja.
El mejor ejemplo de esto es el del Ciervo Almizclero, en el cual produce un olor intenso. Antiguamente esta secreción de ciervo se utilizaba en la confección de perfumes.

¿Cómo tratarlas?
Al ser benignas, no necesitan tratamiento.
Sin embargo algunas veces pueden crecer considerablemente, confundiéndoselas con papilomas (verrugas), por lo que se debe acudir al urólogo para salir de dudas.
Para efectos estéticos pueden ser retiradas quirúrgicamente mediante electrofulguración o fotovaporización láser.


Dr. Luis Susaníbar Napurí.
Especialista en Urología y Medicina Sexual.



¿PROBLEMAS UROLOGICOS?                                                         
MADRID UROLOGIA
www.madridurologia.com                                                                                                           
Escribanos y le pondremos en contacto con un especialista. 
Fijo: (0034) 910 32 73 74
Email us: madridurologia@gmail.com 

Atención en Clínica San Juan. Arganda del Rey. Madrid
Próxima apertura de consultas: Calle del Corazón de María. Prosperidad. Chamartín. Madrid.
Cirugías Clínica San José Quirón




Consultas

Dr. Luis Susaníbar
Próstata. Cálculos. Incontinencia.
Enfermedades de Transmisión Sexual.
Disfunciones sexuales. Cáncer urológico. Andrología.

Varones y mujeres. Adultos y niños

Especialistas con certificación internacional
Universidad Peruana Cayetano Heredia
Brasil. España. México. USA

Usted puede ser atendido por nuestros especialistas en:
JESUS MARIA
Av. Brasil 935. Oficina B. Jesús María. Lima. Perú

Lunes a sábados de 9:00 a 8:00 pm. Teléfono: (01)332-4009
SURCO
Av. Las Nazarenas 695. Oficina 202. Surco. Lima. Perú
PREVIA CITA. Tel: (01)424-9311
Amplio estacionamiento
www.urologiaperuana.com
English spoken. Falamos portugués

Membership of

Universidad Peruana Cayetano Heredia
European Association of Urology
American Urological Association
Sociedade Brasileira de Urologia
Societe internationale d'urologie
International Urogynecological Association
Confederación Americana de Urología
Academia Peruana de Cirugía
Sociedad Peruana de Urología
Colegio Medico del Perú

by Urología Peruana