Urología Peruana.
Valoramos vuestras opiniones y comentarios
1. Nombre: *
2. Email: *
3. Mensaje *
 

Experiencia

Etica y profesionalismo en manos de dos generaciones de urólogos

Seguridad

Expertos en diagnóstico y tratamiento. Basados en estándares internacionales.

Eficacia

Solucionamos vuestro problema de salud en corto tiempo. Pacientes satisfechos nos caracterizan. Nuestro trabajo se basa en un control estricto y seguimiento permanente.

Staff médico

Formación del más alto nivel. Especialistas con certificación internacional. Universidad Peruana Cayetano Heredia. Brasil. España. México. USA.

Una familia de urólogos

Especialistas con certificación internacional...!


Dr. Susaníbar. : 332-4009

Av. Brasil 935 - B. Jesús María
Av. Nazarenas 695. Of. 202- Surco (previa cita estricta)

www.urologialima.com


Tratamiento del varicocele

Actualmente se recomiendan dos tipos de tratamiento para el varicocele: La embolización percutánea y la cirugía (varicocelectomía).
La cirugía puede realizarse por diferentes técnicas como son: La retroperitoneal (Palomo), inguinal (Ivanissevich), y subinguinal (Bernardi), o por técnica laparoscópica.
La embolización se realiza de manera percutánea, localizando los vasos refluyentes de la vena espermática interna. Estudios comparativos entre la embolización y la cirugía, no han permitido demostrar la superioridad de un método sobre otro.
Las complicaciones con la varicocelectomía son infrecuentes y usualmente leves. Entre ellas están: Infección, hidrocele, persistencia o recurrencia del varicocele, y muy rara, la atrofia testicular.
La incisión inguinal puede causar alteración de la sensibilidad escrotal y dolor prolongado.

¿Quiere saber más ?

Estenosis de uretra anterior: tratamiento

El tratamiento de la estenosis de la uretra anterior es controvertido.
Durante muchoa años, el tratamiento principal ha consistido en opciones mínimamente invasivas, como dilatación o uretrotomía. Sin embargo, existe una gran cantidad de estudios que demuestran que estos métodos no pueden curar a más de un tercio de los pacientes.
El resto son condenados a instrumentación no curativa, crónica y repetitiva.
La cirugía reconstructiva abierta de la uretra es la alternativa.
Aunque requiere entrenamiento y experiencia, la uretroplastia permite curar a una amplia mayoría de pacientes con un solo procedimiento quirúrgico.
Lamentablemente, debido a la falta de entrenamiento en las técnicas de uretroplastia, se abusa de la uretrotomía y de la dilatación, lo que compromete gravemente la calidad de vida de los pacientes.
La uretrotomía interna bajo visión directa es una excelente opción para estenosis de 1 cm de largo, pero pierde eficacia en las que superan 1,5 cm.
Las estenosis de 2 cm o más deben tratarse con uretroplastia, en especial, si una uretrotomía previa no fue satisfactoria.
El tratamiento debe ser selectivo, con la intención de curar y no solamente paliar la enfermedad.
Los urólogos deben mejorar su entrenamiento en uretroplastia, y deben definirse centros de derivación a fin de ofrecer el mejor tratamiento y los mejores resultados para cada caso.

El tamaño de la próstata y su relación con el cáncer prostático

El tamaño prostático puede influir en la probabilidad de detectar de alto grado cáncer de próstata en el estudio anatomopatológico final.
Un estudió publicado en el Journal of Urology evaluó la asociación entre la próstata tamaño y de alto grado (puntuación Gleason de 7 o más) de cáncer.

Se analizaron datos de 2.880 pacientes que se sometieron a tratamiento quirúrgico del cáncer de próstata entre enero de 2000 y junio de 2008.
El tamaño prostático medido en la prostatectomía fue comparado con diferentes variables (edad, índice de masa corporal, antígeno prostático específico, Gleason en la biopsia, estadio clínico y el año de la cirugía) y los resultados patológicos (Gleason final, extensión extraprostática, márgenes quirúrgicos positivos, invasión de vesículas seminales y afectación de los ganglios linfáticos).
Se utilizó un análisis regresión multivariada para evaluar el tamaño de la próstata como un predictor de cáncer de alto grado.

La edad avanzada, el aumento de antígeno prostático específico y el tiempo transurrido de un año después de la cirugía, se asociaron con prótatas voluminosas.
Las próstatas pequeñas se asociaron con el cáncer de próstata de alto grado, así como la extensión
extraprostática y positiva con márgenes quirúrgicos positivos.
Los autores concluyeron que el tamaño prostático se asoció inversamente con el riesgo cáncer prostático de alto grado en el estudio  anatomopatológico final. 

(The Journal of Urology, 08/12/2010)

La enfermedad renal crónica está asociada con BPH de diferente gravedad

La hiperplasia prostática benigna (en inglés, BPH) que se presenta con síntomas de las vías urinarias inferiores (en inglés, LUTS) puede derivar a enfermedad renal crónica (en inglés, CKD).
Sin embargo, las pautas clínicas actuales sobre el tratamiento de la BPH no establecen claramente la detección de la CKD.
En un estudio prospectivo, se investigaron las asociaciones entre las características clínicas de la BPH y la CKD en pacientes con BPH y LUTS.
El estudio estuvo compuesto por 2741 pacientes consecutivos con BPH de leve a moderada y LUTS.
Las evaluaciones incluyeron: datos demográficos, antecedentes médicos y enfermedades concomitantes, niveles del antígeno prostático específico (en inglés, PSA), índices de flujo, volumen prostático, residuo posmiccional y puntuación internacional de los síntomas de la próstata (en inglés, IPPS).
Alrededor de 5,9% de los sujetos fueron diagnosticados con CKD al inicio sobre la base de niveles de creatinina sérica de, al menos, 133 µm/l.
La CKD estuvo significativamente asociada con antecedentes de hipertensión y diabetes, y un menor índice del flujo pico (Qmax), pero no con las otras variables evaluadas.
La CKD basada en síntomas individuales del IPSS y ajustada según la edad estuvo asociada con flujo débil y disuria como síntomas obstructivos.
Los resultados mostraron que los hombres con BPH de diferente gravedad tienen más probabilidades de desarrollar CKD si son hipertensos y/o diabéticos y presentan un Qmax bajo y síntomas urinarios relacionados con obstrucción.
(Hong, S.K. et al. BJU Int 2010;105(10): 1424).

Un estudio compara tres cintas vaginales libres de tensión para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo y establece una eficacia equivalente

La cinta vaginal libre de tensión (en inglés, TVT) es un procedimiento frecuente para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo (en inglés, SUI) en las mujeres, pero conlleva varias complicaciones.
Algunos expertos creen que si se mejoran las técnicas de inserción de la cinta, se pueden minimizar estas complicaciones.
Se realizó una revisión sistemática de estudios aleatorizados y controlados (en inglés, RCT) para evaluar la eficacia y la seguridad de la cinta transobturadora insertada de adentro hacia afuera (en inglés, TVTO), de afuera hacia adentro (en inglés, TOT) o por la vía retropúbica (en inglés, RT).
Se llevó a cabo una intensa búsqueda de bases de datos biomédicas y se incluyeron estudios relevantes en todos los idiomas.
Los datos analizados extraídos por dos revisores incluyeron: información demográfica, tratamientos, tasas de curación e incidencia de eventos adversos.
Durante la revisión, se analizaron 12 RCT que comparaban la RT con la TOT, 15 que comparaban la TVTO con la RT y 4 que comparaban la TVTO con la TOT.
Las tasas de curación subjetiva y objetiva fueron similares entre la TOT y la RT, y entre la RT y la TVTO. Se informaron lesiones vesicales y hematomas más frecuentemente en las pacientes en quienes se utilizó la RT que en las que se utilizó la TOT.
La incidencia de lesiones en la ingle, los muslos o la vagina fue superior en las pacientes a quienes se les colocaron cintas transobturadoras mediante las técnicas TVTO y TOT.
Las pacientes en quienes se practicó la TOT mostraron una tendencia a tener menos dificultades miccionales que las pacientes en quienes se practicó la TVTO.
La revisión sugiere que la eficacia de las tres cintas vaginales colocadas por medio de distintas vías de inserción fue similar para tratar la SUI, pero las complicaciones fueron variadas (Latthe, P. et al. BJU Int 2010;106(1):68).

Los síntomas de las vías urinarias inferiores persisten y progresan a lo largo del tiempo

La incontinencia urinaria (en inglés, UI) y la vejiga hiperactiva (en inglés, OAB) se encuentran entre los síntomas de las vías urinarias inferiores (en inglés, LUTS) más frecuentes.
En un estudio longitudinal y prospectivo, se evaluó la prevalencia de la UI y la OAB en los hombres, a fin de hacer un seguimiento de los LUTS masculinos a lo largo del tiempo.
El estudio incluyó un total de 10 458 hombres, de 45 a 99 años, seleccionados aleatoriamente. En 1992, se les solicitó a los participantes que completaran un cuestionario que reunía datos demográficos, y evaluaba los LUTS y los resultados de calidad de vida relacionada con la salud, los aspectos médicos y los sociales (en inglés, HRQL).
Un total de 7763 participantes respondieron en 1992, pero solamente se pudo realizar el seguimiento de 4072 participantes en 2003.
De estos últimos, 80% completó un cuestionario similar.
Después de 11 años, la prevalencia de UI aumentó de 4,5 a 10,5%; y la de OAB, de 15,6 a 44,4%.
Otros LUTS, como la nocturia, la urgencia, el flujo lento, la micción incompleta y la frecuencia miccional también aumentaron a lo largo del tiempo.
Los hombres con UI u OAB informaron una menor HRQL que los que no manifestaban ninguna de las dos afecciones.
Una gran cantidad de participantes que no presentaban síntomas en 1992 presentaron UI u OAB en 2003, junto con una pronunciada disminución en la HRQL.
Muy pocos participantes que presentaban síntomas en 1992 informaron una regresión de los LUTS con el transcurso del tiempo.
Los resultados revelaron la naturaleza crónica y progresiva de los LUTS en los hombres (Malmsten, U. et al. Eur Urol 2010;58:149).

Consultas

Dr. Luis Susaníbar
Próstata. Cálculos. Incontinencia.
Enfermedades de Transmisión Sexual.
Disfunciones sexuales. Cáncer urológico. Andrología.

Varones y mujeres. Adultos y niños

Especialistas con certificación internacional
Universidad Peruana Cayetano Heredia
Brasil. España. México. USA

Usted puede ser atendido por nuestros especialistas en:
JESUS MARIA
Av. Brasil 935. Oficina B. Jesús María. Lima. Perú

Lunes a sábados de 9:00 a 8:00 pm. Teléfono: (01)332-4009
SURCO
Av. Las Nazarenas 695. Oficina 202. Surco. Lima. Perú
PREVIA CITA. Tel: (01)424-9311
Amplio estacionamiento
www.urologiaperuana.com
English spoken. Falamos portugués

Membership of

Universidad Peruana Cayetano Heredia
European Association of Urology
American Urological Association
Sociedade Brasileira de Urologia
Societe internationale d'urologie
International Urogynecological Association
Confederación Americana de Urología
Academia Peruana de Cirugía
Sociedad Peruana de Urología
Colegio Medico del Perú

by Urología Peruana